Diploma de Experto en Bases del Razonamiento Probatorio

Postgrado

5ª Edición

Razones para realizar el curso

La principal razón para realizar la especialización radica en la importancia de la argumentación en materia de hechos en la práctica jurídica, en contraste con la casi nula formación que sobre la materia suele imperar en el currículo de la carrera de Derecho en nuestra región cultural. En este sentido, pese a incluirse generalmente en el plan de estudios de Derecho asignaturas relacionadas con el derecho procesal, la formación en materia de razonamiento probatorio se reduce por lo común a la mera descripción de las normas que estructuran y regulan las distintas clases de procesos judiciales. El abordaje crítico del fenómeno probatorio, la reflexión sobre sus bases epistemológicas e institucionales son prácticamente inexistentes a pesar de su crucial importancia. Por ello, la especialización proporciona los cimientos esenciales en cada uno de esos aspectos.

La segunda razón radica en que la especialización garantiza —al proporcionar esos cimientos— un mejoramiento notable en la capacidad de razonamiento en materia de hechos, lo que debe redundar en una mejor práctica en el ámbito probatorio y, con ello, una mayor protección de los derechos de los ciudadanos. Para ello, resultará principal mejorar los modos en que se conforma el acervo probatorio del proceso y las prácticas de las pruebas en el juicio oral (con independencia de si nos situamos en un proceso penal, civil, de familia, laboral, etc.).  También se aportarán las bases de una valoración racional de la prueba y los instrumentos de decisión en materia de hechos, lo que deberá facilitar una mejor motivación acerca de los hechos probados en las sentencias. No hacerlo así,  disminuye la calidad de la  defensa que se ofrece y la justicia que se imparte, al debilitar la motivación de las premisas fácticas que se argumentan, pero también al tornar ineficiente el empleo de los recursos disponibles para recabar, ofrecer, producir y valorar pruebas. 

Ante todo ello, la tercera razón para llevar a cabo el curso consiste en que el mismo posibilita una genuina especialización en razonamiento probatorio en el marco de la Cátedra de Cultura Jurídica de la Universitat de Girona, sin abandono o interrupción de la actividad profesional o académica cotidiana y sin necesidad de traslado a la sede de la universidad. En este orden de ideas, el curso no solo se condice con una actividad laboral paralela, sino que procura un inmediato acoplamiento a esta.

Presentación

El razonamiento probatorio ocupa un lugar sumamente relevante en la práctica jurídica. La justificación de todas y cada una de las decisiones judiciales adoptadas en el marco de dicha práctica depende de la corrección del razonamiento elaborado en favor de las premisas fácticas que forman parte de esas decisiones. La importancia de la argumentación en materia de prueba se evidencia, por ejemplo, en el hecho de que las decisiones judiciales pueden ser impugnadas y revocadas en virtud de los fallos en el razonamiento probatorio. Sin embargo, las disciplinas jurídicas tradicionales han perdido de vista por muchos años la importancia de estas cuestiones y han descuidado su estudio. Ello se refleja no solo en la motivación de las decisiones aplicativas de normas jurídicas, sino también en la articulación del diseño legislativo y la creación de normas generales, todo lo cual va en detrimento de los sistemas de justicia.

Durante las últimas décadas, las cosas se han ido corrigiendo: se ha ido tomando consciencia, en el ámbito del derecho, del rol crucial que el razonamiento probatorio ocupa en la teoría y en la práctica jurídicas, lo cual ha permitido comprender la importancia que la epistemología posee a este respecto. Aunque este fue sin dudas un paso en la dirección correcta, lo cierto es que el estudio de las cuestiones epistemológicas vinculadas con el razonamiento probatorio en sede judicial no ha sido todavía suficientemente cultivado en el ámbito jurídico.

Este curso está inspirado en la idea de que la excelencia en la argumentación jurídica en materia de hechos no puede alcanzarse si no se comprenden cabalmente las bases (epistemológicas e institucionales) que subyacen al razonamiento probatorio. El curso se dirige, en consecuencia, a proporcionar los cimientos epistemológicos que subyacen a ese especial tipo de razonamiento en el ámbito jurídico en tres direcciones. En primer lugar, ofreciendo al estudiante una base sólida desde el punto de vista epistemológico que le permita reconcebir la teoría y la práctica relativas al razonamiento probatorio y alcanzar una más profunda comprensión del fenómeno (que incluye la consideración de los factores de diseño institucional que lo afectan). En segundo lugar, abordando críticamente, a partir de esa base, distintos aspectos —teóricos y prácticos— relativos a la argumentación jurídica en materia de prueba. En tercer lugar, desarrollando herramientas argumentativas más sofisticadas a efectos de justificar conclusiones probatorias.

Al final del curso, los estudiantes habrán adquirido y sabrán emplear con destreza herramientas potentes que les permitirán abordar con mayor profundidad las discusiones teóricas relativas al razonamiento probatorio y al entorno institucional en que tiene lugar, así como también argumentar más rigurosamente en materia de hechos, sea en el momento de alegar en audiencias orales, sea en el momento de fundamentar escritos, recursos o decisiones judiciales. Dichas herramientas resultan cruciales no solo a efectos de una especialización académica en la materia a través de eventuales cursos de postgrado adicionales, sino también con vistas a un mejor desempeño en el ejercicio de la profesión de abogado.

Opiniones de estudiantes

Muy buena organización, cada detalle está muy planificado.
Ángel Guillermo Arias Inga (Fiscalía General del Estado del Ecuador)
eventis